Un reciente estudio asegura que los seres humanos tienden a sentir atracción por las personas cuyo olor parece indicar características genéticas diferentes a las propias, para mantener la diversidad.

El consumo de píldoras anticonceptivas podría perturbar la habilidad natural de la mujer para escoger un compañero genéticamente diferente a ella, según indica un estudio publicado en la revista “Proceedings of the Royal Society B”.
Se cree que los genes contenidos en el llamado Complejo Principal de Histocompatibilidad (MHC, en sus siglas en inglés), que ayuda a construir las proteínas involucradas en la respuesta inmunológica del cuerpo, influyen en el olor corporal por su interacción con las bacterias de la piel, y parecen afectar también a la elección de pareja.
Estudios en animales han demostrado que las hembras suelen preferir los olores de los machos que tienen un MHC diferente del suyo, posiblemente por el instinto de supervivencia de la especie.
Una investigación en humanos en 1995 ofreció resultados en la misma línea, aunque otras posteriores arrojaron datos confusos sobre el papel del MHC en la elección de pareja y la posterior estabilidad de la relación.

El estudio de 1995 apuntó por primera vez que, en ocasiones, las mujeres que tomaban la píldora elegían a hombres con una genética parecida, lo que tendría posibles consecuencias para la fertilidad de la pareja e incluso su estabilidad.

Craig Roberts, profesor de Psicología evolutiva de la Universidad inglesa de Liverpool, analizó empíricamente junto con colegas de la universidad de Newcastle el efecto de la píldora anticonceptiva en las preferencias olfativas de las mujeres.

En conclusión, podríamos afirmar que el problema en las parejas es originado por un cambio en la química de la mujer, cuestión que deja exentos a los hombres en general. Por suerte…

 

Un fallo desestimó los argumentos del marido, quien se justificó al decir que sólo se trataba de una “aventura”, cuando la relación continúa en la actualidad La Justicia condenó a un hombre a pagar a su ex mujer una indemnización por daño moral por haberle sido infiel, en un fallo en el que destacó la actitud del marido que pretendió relativizar la situación diciendo que su relación con otra mujer se trataba de una “aventura”, pero fue demostrado que la misma continúa hasta el día de hoy.
En primera instancia la demanda de la mujer que pretendía la suma de 100.000 pesos, fue rechazada, pero ahora la Cámara, con el voto de los jueces Mario Calatayud, Juan Carlos G. Dupuis y Fernando Racimo, revocó esa decisión, y fijó un resarcimiento de 20.000 pesos.
La Cámara resaltó la actitud del marido, que, según el fallo, le presentó a los hijos a la supuesta amante, que vivía en Brasil, pero aclarándoles que se trataba de una “aventura”. Para la Justicia, el hombre violó el deber de fidelidad y además causó un daño. Por esa razón consideraron “legítimo” el reclamo de la mujer porque “quien lastimó el honor de otro, a quien le debía la mayor de la consideraciones, deba resarcir el daño producido.”

 

 

Lo dice un relevamiento hecho en España. Analizaron aspectos familiares, sociales y amorosos de personas tras un divorcio. En la Argentina, los expertos coinciden. Los divorciados muestran los valores más altos de soledad romántica.

Es lo que ya decían muchos estudios y especialistas, y ahora confirmó un equipo de psicólogos. “Los hombres se sienten más solos que las mujeres”; Es por esto que se arreglan menos estando solos y buscan mujeres sin discriminar. Un claro ejemplo a analizar son los hombres que se acercan a Moria Casan.  Esa es la nueva conclusión de los investigadores de la Universidad del País Vasco.

Los hombres se deprimen más que las mujeres. Deben enfrentar el duelo por la mudanza, por el nuevo hogar, dejar de vivir con sus hijos y pasar a ser padre de visitas. Además, al principio el hombre abandona su aspecto, baja su rendimiento laboral y se aleja de sus hijos porque no quiere que lo vean en ese estado. La separación implica la pérdida de la pareja, de una vida sexual garantizada y de cierta alianza económica que favorece la prosperidad.

El motor del estudio fue la estadística que afirma que los hombres casados son más longevos, pero están más dispuestos a morir.

Ocurrió en Francia, donde una pareja de musulmanes fue disuelta por la Justicia con la justificación del engaño del que había sido víctima el hombre. Dicen que mintió sobre una “característica esencial” de una de las partes del contrato

Francia se sumergió el viernes en un acalorado debate sobre sus leyes de matrimonio tras enterarse de que una corte había anulado la unión de dos musulmanes, ya que el esposo alegó que su esposa no era virgen como decía ser.

Políticos, feministas y activistas de derechos humanos calificaron el veredicto, dictado el mes pasado pero reportado en la prensa nacional el jueves, como una ofensa a la igualdad legal de hombres y mujeres y una violación a la privacidad de una mujer.

El abogado del engañado esposo respondió sólo a la fuerza que el matrimonio civil era un contrato legal. La corte invalidó la unión debido a que la esposa había mentido sobre lo que las leyes francesas llaman una “característica esencial” de una de las partes del contrato, señaló el abogado.

Días después de conocida la noticia el futbolista Maxi López dijo para los medios:

´´Yo no dudo de la buena fe de Wanda, no creo que tenga la inteligencia suficiente como para sostener una mentira así, eso me tranquiliza´´ aclaró.

En un tono más reflexivo añadió: ´´Yo no soy ginecólogo, pero de esas cosas me doy cuenta, solo la cara de boludo tengo´´.

Al final de la nota el periodista en tono insistidor le hizo entender al futbolista que si Wanda pudo sacarle millones de dólares en pocos meses como no iba a tener la astucia suficiente de fingir su virginidad.

López se encuentra internado por un cuadro de stress agudo.

 

Dos biografías tratan de mostrarlo más humano, más inestable y menos perfecto.

Las páginas son Einstein, la biografía, del alemán Jurgen Neffe, y Einstein, su vida y su universo, del antiguo directivo del Time Walter Isaacson.

La obra de Isaacson se basa en 4.000 cartas privadas del genio que fueron descubiertas hace dos años y que lo muestran como un individuo pasional, con serios (más bien dramáticos) problemas familiares y para mantener relaciones estables con quienes fueron sus esposas (Mileva Maric y Elsa Einstein).

Trato a mi esposa como a una empleada a la que no puedo despedir; tengo mi propio dormitorio y evito estar a solas con ella, había escrito el genio sobre Maric, con quien se casó en 1903 y se divorció en 1919.

A su vez, nueve cartas escritas entre 1945 y 1946, las cuales salieron a la luz en 1998, también expresan que Einstein tuvo una relación amorosa con una espía rusa, Margarita Konenkova, y que mantenía al menos a diez amantes.

Por su parte, el libro de Jurgen Neffe es más perturbador ya que señala que Einstein escribía cartas apasionadas a quienes serían sus mujeres, para luego tratarlas con desdén, golpearlas e incluso engañarlas.

También se revela que defendía el derecho al aborto de la mujer, mientras que se oponía a la persecución de los homosexuales, punto a favor del científico.

La sacó barata

marzo 21, 2008

paul-y-su-mujer.jpg

A Paul McCartney el divorcio le cuesta casi 50 millones de dólares.Así lo estipuló la justicia londinense. Su ex esposa, Heather Mills, recibirá una suma de US$ 33 millones más activos por otros 15,6. Además, la hija de ambos de 4 años debe recibir 70.000 dólares al año.

Separación forzada

marzo 12, 2008

jorge-guinzburg-y-su-mujer.jpg

¿Cuánto dolor puede causar una separacion forzada por la muerte? ¿En que lugar se encuentra el consuelo?

Espérame en el cielo, corazón,
si es que te vas primero.
Espérame que pronto yo me iré
allí donde tú estés.
Espérame en el cielo, corazón,
si es que te vas primero.
Espérame que pronto yo me iré
para empezar de nuevo.
Nuestro amor es tan grande
y tan grande que nunca termina.
Y la vida es tan corta y no alcanza
para nuestro idilio.
Por eso yo te pido corazón
me esperes en el cielo
que allí entre nueves de algodón
haremos nuestro nido.

manos.jpg

“El cambio al doble apellido es un avance democratizador”, sostuvo Irene Meler, psicoanalista e investigadora en temas de género, respecto de la ley que el Congreso se dispone a tratar: “El régimen de dominación masculina se ha puesto en cuestión, y se empieza a restituir a las mujeres derechos elementales como el de nombrar a la prole con su apellido”. Nelly Minyersky, profesora titular de derecho de familia en la UBA, discrepó con “la obligatoriedad del doble apellido, que de hecho ya es tradicional en países de Iberoamérica y ha tenido un sentido discriminatorio para el que, sin padre que lo haya reconocido, cuenta con un solo apellido”; estimó oportuno, en cambio, “que la madre, sin mediar consentimiento del padre, pueda exigir que el hijo lleve su apellido junto al paterno”. El psicoanalista Germán García consideró que la incorporación del doble apellido “parece más bien una vindicación formal: está en el orden de dignificar a las mujeres, de manera parecida a las reivindicaciones de género en el lenguaje, que requieren dejar de lado expresiones machistas”. El autor de esta nota consultó también, introspectivamente, a la memoria de su madre, tal como puede leerse más abajo.

 

Viento en popa al divorcio

febrero 8, 2008

barco2.jpg

La Cámara de Diputados aprobó una modificación al Código Civil que agiliza la tramitación de los divorcios. La norma apunta a suprimir la obligación de los jueces de intentar reconciliar a los cónyuges. La obligación de los magistrados de convocar a una audiencia de conciliación está contenida en el artículo 236 del Código Civil, pero los legisladores que impulsan el proyecto consideran que los jueces “no están preparados profesionalmente para superar desavenencias conyugales”. La modificación fue aprobada por abrumadora mayoría y se estima que no tendrá demasiados inconvenientes para convertirse en ley en el Senado. Cuando el proyecto sea norma, las parejas que tramiten su divorcio no deberán comparecer obligatoriamente ante el magistrado para fundar los motivos de sus deseos de separación.