Un fallo desestimó los argumentos del marido, quien se justificó al decir que sólo se trataba de una “aventura”, cuando la relación continúa en la actualidad La Justicia condenó a un hombre a pagar a su ex mujer una indemnización por daño moral por haberle sido infiel, en un fallo en el que destacó la actitud del marido que pretendió relativizar la situación diciendo que su relación con otra mujer se trataba de una “aventura”, pero fue demostrado que la misma continúa hasta el día de hoy.
En primera instancia la demanda de la mujer que pretendía la suma de 100.000 pesos, fue rechazada, pero ahora la Cámara, con el voto de los jueces Mario Calatayud, Juan Carlos G. Dupuis y Fernando Racimo, revocó esa decisión, y fijó un resarcimiento de 20.000 pesos.
La Cámara resaltó la actitud del marido, que, según el fallo, le presentó a los hijos a la supuesta amante, que vivía en Brasil, pero aclarándoles que se trataba de una “aventura”. Para la Justicia, el hombre violó el deber de fidelidad y además causó un daño. Por esa razón consideraron “legítimo” el reclamo de la mujer porque “quien lastimó el honor de otro, a quien le debía la mayor de la consideraciones, deba resarcir el daño producido.”